TdN XV Parte 2


DÍA 3


El sábado toca visitas, es cuando los que no se quedan en el CEULAJ suelen aprovechar para disfrutar de un día de juegos de mesa.  Así que, desayuné fuerte y me puse en camino.



Al primero que me encontré fue a MrPlayforlive que ya me tenía un sitio guardado para probar Mega Metrocity. Un juego de peleas callejeras basado en los clásicos videojuegos ochenteros. Tiene dados, es cooperativo, hay habilidades especiales muy locas, jefes finales, niveles y modo campaña. Yo me divertí muchísimo, volví a mi infancia con la consola. Lo han hecho muy bien, han sabido mantener el espíritu y convertirlo en un juego interesante a la par que complicado, todos caímos derrotados por el jefe final pero le dimos guerra hasta el último turno. Está en fase de prototipo y sé que si siguen trabajando pueden conseguir un ¡exitazo! 



El siguiente fue sin lugar a dudas el descubrimiento de las jornadas. Nos unimos esta vez a Kabutor del podcast El tablero y a los chicos de Jugando en pareja para un Secret Hitler, con una versión print & play que había traído MrPlayforlive, cayeron 4 o 5 partidas seguidas. En el juego hay dos bandos: liberales y fascistas, los fascistas se conocen pero los liberales son mayoría. Cada turno el presidente nombrará un canciller y todos votaremos si nos parece bien ese gobierno o nein. Si es aceptado, aprobarán una ley. Hasta aquí se parece bastante a La resistencia: Ávalon pero difiere en que el azar en las leyes aumenta la paranoia y su temática tan controvertida pero a la vez bien ejecutada hace que cada partida sea una lección de política: liberales que aprueban leyes fascistas para conseguir el poder y acabar con Hitler o un fascista que acaba matando a su führer imitando la Operación Valkiria. Os remito al Videotocho 18: Nazis: ¿Hay pa tanto? de Chema Pamundi donde lo explica y analiza al detalle.



Después de comer, Andrés y Lorena nos enseñaron un par de juegos muy curiosos y originales. El primero fue Mask of Moai; con una App y una máscara para sujetar el móvil te enseña un laberinto que tendrás que describir, el resto de participantes intentarán montar lo que vas diciendo. Cuando todos hayan visto su parte juntaremos los trozos y montaremos el templo. Es muy interesante ver cómo la tecnología apoya a este puzle convirtiéndolo en algo nuevo y muy atractivo, incluso tiene detalles como incluir plastilina para describir a los Rapas (seres extraños que viven en el templo). Mask of Anubis es otro juego muy similar a este, cualquiera de ellos será una excelente adquisición.



El segundo era Burgle Bros. En él seremos un grupo de ladrones que se introducen en un edificio para robar, pero no será fácil pues está lleno de alarmas y guardias de seguridad. Es un juego muy sencillo, la mecánica la coges al vuelo, pero luego es extremadamente difícil. La mayoría de losetas esconden trampas y los guardias no paran de moverse siguiendo patrones aleatorios. A nosotros nos pillaron en el segundo piso pero pasaron cosas desternillantes como cuando volé con dinamita una pared para llamar la atención del guardia y que no pillara a MrPlayforlive mientras yo me escondía en el baño para que no sospechara. Me encantan los juegos complejos con estrategia pero también un punto de azar para hacerlos más divertidos.



Ya se hacía tarde pero no podía dejar que se fueran sin que me enseñaran Magic Maze. Otro cooperativo cuya gracia reside en que jugaremos callados. Tienes que llevar a unos aventureros a través de un puzle hasta su tienda y de ahí a su correspondiente salida pero cada uno solo puede moverlos en una dirección determinada. Lo complicado es estar pendiente de los 4 muñecos y el tiempo, pues en determinadas casillas hay que darle la vuelta al reloj de arena o perderemos. Lo logramos a la segunda. Muy divertido y original aunque también estresante, eso de no poder hablar o preguntar es muy duro.


video

Antes de cenar echamos un Piko Piko rápido con Alex y Tamara de Oceano de Juegos ¡que no lo habían probado! No me lo podía creer, pero les perdono porque son buena gente. Dados, gusanos, suerte y mala leche, tiene todo lo necesario para triunfar siempre.



Esa noche se puso seria, tocaba Scythe. Lo más destacable de este juego es su diseño, tanto las ilustraciones como las miniaturas son una maravilla para la vista. En él tendrás que gestionar tus recursos y acciones para desarrollar tu civilización, dispondrás de razas con poderes únicos y lucharás en batallas por el control del territorio. Hay que conseguir 6 estrellas para terminar la partida, cada una requiere llevar algún parámetro al máximo, como tu popularidad o construir todos los edificios. Mi civilización podía conseguir estrellas extra por batallas y objetivos así que, saqué todos los mechs (robots gigantes) para cumplir mis dos objetivos y ganar varias batallas que me permitieron terminar pronto sorprendiendo a mis rivales y consiguiendo la victoria. Las partidas suelen acabar cuando menos te lo esperas, por eso, no puedes dedicarte a desarrollarte sino que es más una carrera. Nos dejó un poco insatisfechos porque cuando empezábamos a disfrutarlo se acabó.



Como estábamos en una de las mesas de mesasparajuegos.com que son espectaculares, sacamos Great Western Trail. Estoy deseando hacerme con este juego, me gusta cómo se entrelazan las mecánicas de colocar edificios en el tablero con las vacas de tu mano y con el tren para llevarlas. No nos dio tiempo de terminar pero me desquité a la mañana siguiente con Pikitriky con el que pude comprobar que funciona igual de bien a 2 que a 4, diría que incluso mejor pues se hace más ameno. No recuerdo quién ganó pero sí que ambos jugamos tremendamente mal, muchos puntos negativos y ninguno consiguió llegar muy lejos con el tren, la partida la decidieron las vacas.

DÍA 4


El domingo era día de experiencias nuevas, por la mañana me tocaba Escape the Room: La semilla de Rasputín. Una aventura increíble resolviendo enigmas, consiguiendo combinaciones para abrir los candados del laboratorio, muchos nervios y prisas porque el tiempo pasaba muy rápido. Nosotros no lo superamos por muy poco pero estuvo muy gracioso y original. Me dejó con ganas de probar otras Escape the room y me sirvió para darme cuenta de que los juegos de mesa que emulan este tipo de experiencias lo hacen muy bien.



Y por la tarde: Laser Tag, una batalla con armas láser cuyos disparos son recibidos por los sensores que llevas encima, cuando mueres vuelves al punto de control y consigues una nueva vida. Es igual que airsoft o paintball pero sin posibilidad de salir herido por un accidente. Fue increíble. El arma pesaba una barbaridad pero con la adrenalina ni lo sientes. Sin duda repetiría.



Después jugué con Pikitriky y Diego una partida a Tikal con la nueva edición que es increíble, puedes ver cómo los zigurats van apareciendo conforme los excavas. La base del juego es hacer puntos controlando estos zigurats con más arqueólogos que los demás y encontrar las 3 reliquias antiguas de cada tipo. Su sistema es muy sencillo, cada turno tienes 10 acciones y cada cosa que hagas vale un cierto número de ellas, lo complicado es cuando quieres hacerlo todo y necesitas priorizar. Se notó que Diego ya lo había probado y cada vez que nos encontrábamos con algo nuevo él sacaba ventaja. Es un juego muy chulo pero se le notan los años, no terminó de convencerme, las sensaciones fueron muy parecidas a Méxica del mismo autor.



Ya quedaba poco para terminar TdN XV, era el momento de asistir a la clausura, nadie se la pierde porque hay sorteos y entregan todos los premios de los torneos, yo tuve suerte y me tocó un juego. Lo gracioso es que justo al salir me llamaron desde Play Planet debido a que me había tocado la rifa en la que por cada papeleta te daban un polo, y con el calor que hacía apetecía participar. Al final volví a casa con un buen botín.


video

Para despedirme, Pepe Roma me regaló uno de los momentos más divertidos de las jornadas: apareció con un grupo saltando cual salmones, todo un showman, iban a jugar a Happy Salmon. No hace falta explicar nada del juego, en el vídeo podéis ver cómo se juega. Consiguió que toda la sala estuviera pendiente de ellos, yo no me pude resistir a probarlo y aunque es una tontería, es tan gracioso como parece.

Y así terminan nuestras aventuras otro año más, espero que os hayamos podido traspasar aunque sea una décima parte de la ilusión con la que vivimos este evento. Os esperamos el año que viene en TdN XVI.

TdN XV Parte 1

2 comentarios:

  1. El Secret Hitler me encanta, tenía el mismo P&P hasta que me lo pillé por Aliexpress por 10€ con envío, muchísimo mejor; el Burgle Bros es otro que me gusta mucho pero por desgracia en mi grupo de juego no gustó tanto, una pena.
    Has triunfado en el tema de los sorteos... enhorabuena!!! Ni en el de Play Planet ni en el de la clausura pille nada, pero contento ocho finales en torneos y tres victorias.
    Probamos el Laser Tag y nos moló bastante, es increíble como apunta eso y la distancia a la que llega.

    Muy buena crónica.

    Un saludo.

    M.Morales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente hago lo mismo con Secret Hitler, ¿vienen las cartas a color?
      Burgle Bros tiene un toque de deducción y memoria de las losetas que han salido para suponer más o menos por donde se va a mover el guardia, en el caso de jugar un poco a lo loco puede dar la sensación de que hay demasiado azar. Supongo que es de los que necesita más de una partida para pillarle el gusto.

      Ya era hora de que me tocara algo, después de muchos años sin faltar a TdN o Zona Lúdica es la primera vez que me toca algo en los sorteos. El mejor fue el de Play Planet porque yo quería más el helado casi que participar,pero no veas que premiazo.

      Laser tag a mí me encantó, me di cuenta de que tengo que mejorar mi forma física pero entre el Paintball (que duele), Airsoft (se hacen trampas) y Laser Tag me quedo sin duda con este último.

      Muchas gracias por tu comentario y enhorabuena por ganar tantos tornos, hay gente muy buena.

      Nos vemos en las próximas jornadas.

      Eliminar