Mice & Mystics


Nombre: Mice & Mystics
Diseñador: Jerry Hawthorne
Editado por: Más que oca
Edición: 2012 en español
Jugadores: 1 - 4
Edad: 7+
Tiempo: 120 min.
Dependencia idiomática: Sí
Fundas: Sí. Necesitarás 1 paquete de 100 Fundas Zacatrus Ocean de 63,5 x 88 mm y 2 paquetes de Fundas Zacatrus Mini Euro de 45 x 68 mm
Precio aproximado: 75 
Dónde comprarlo: Mice & Mystics en Zacatrus!

En Mice & Mystics seremos héroes que para escapar de un aciago destino se transformarán en ratones para así moverse sin problemas por el castillo que se ha vuelto gigantesco y que está repleto de peligros. Mice & Mystics es un juego cooperativo de exploración, aventuras y acción pero también es un cuento cuya narrativa avanzará a través de las partidas. Prepárate para vivir esta hazaña desde los ojos de un pequeño ratón.

Lo interesante de este juego como podréis imaginar está en la campaña, hay un libro con los capítulos por los que tendréis que pasar si queréis completar la historia. Para ello, dispondréis de una ficha con las habilidades que gracias a vuestro esfuerzo mejoraréis subiendo de nivel y el equipamiento al que incorporaréis nuevos objetos exclusivos. Disfrutaréis mucho interpretando los momentos narrativos cuando derrotéis a un enemigo o consigáis llegar a cierto hito durante la partida. Es una lástima que esa emoción e intensidad se pierdan dejando una historia que acaba resultando insustancial.


En Mice & Mystics pasas la mayor parte del tiempo tirando dados, sirven para todo: moverse, golpear o bloquear los ataques, encontrar algún objeto en la habitación o incluso para nadar. Cada turno dispondrás de 2 acciones: una de movimiento y la otra normalmente será atacar, buscar o explorar. Cada partida se desarrolla sobre unas cuantas losetas cuya colocación viene especificada en el manual de la campaña. Una a una iremos visitándolas y limpiándolas de enemigos hasta superar el capítulo o caer derrotados si se agota el tiempo o somos capturados. 

Lo más complicado del juego es realizar su mantenimiento mientras manejas a uno de tus ratones: alguien deberá estar pendiente de las reglas especiales en cada habitación y cuando se activan, qué nuevos enemigos aparecen, cómo moverlos y a quién atacan. Una persona se puede encargar de esa parte pero surgen dudas durante la partida y a veces se hace duro manejarlo todo mientras tratas de disfrutar y meterte en la historia. Algunas partes del reglamento no están bien explicadas y generan conflictos que rompen el ritmo dejando la sensación de estar haciendo trampas al juego. Nosotros tuvimos que recurrir bastante a las FAQ porque hay lagunas.

En total son 11 capítulos, de los cuales tendrás que repetir algunos si eres derrotado, nosotros lo completamos en 15 veces. Los primeros capítulos son los mejores, están más trabajados que el resto, tienen más detalles, las reglas son originales y la trama se desarrolla con coherencia. Conforme avanzas encontrarás peores escenarios, algunos serán casi imposibles de superar o demasiado fáciles según las tiradas.


Al ser cooperativo esperas un reto, que el juego se defienda y te ponga las cosas difíciles pero en este caso las partidas son normalmente demasiado sencillas aunque tampoco te da esa sensación por las 2 horas que pasas tirando dados. O por el contrario, si se dan ciertas circunstancias, como que aparezca el gato sin estar preparado o una horda cuando ya vas muy apurado, resulta excesivamente complicado y repetir los capítulos no es tan divertido. Se notan grandes desequilibrios cuando juegas la misma partida dos veces, en una a lo mejor no llegas ni a la mitad y en la otra ganas casi sin darte cuenta. El juego no tiene rejugabilidad y aunque intentan crear esa ilusión haciendo que los monstruos en cada loseta aparezcan al azar lo único que consiguen es una mayor inestabilidad.

En cuanto a componentes el juego resulta espectacular: miniaturas de los ratones protagonistas, ratas malvadas y otros bichos como el sobrecogedor ciempiés, dados personalizados con varios símbolos, muchísimas cartas, un reloj y las losetas que formarán el entramado del castillo.

El elemento que más vamos a usar son los dados, están diseñados de una forma muy curiosa que permite resolver cualquier situación con una tirada. En cada cara hay 3 símbolos (un arma, un número y un asterisco) y según la tirada tendrás que mirar u obviar alguno de ellos. Siendo tan importantes es una pena que solo traiga 5, en tiradas enfrentadas habrá que repetir dados y se vuelve repetitivo que siempre sean los mismos. No sería problema de no ser un recurso tan recurrente. La calidad es buena y tienen bajorrelieve.


Las miniaturas tienen un detalle excelente, estoy seguro de que todos los que tengan este juego estarán deseando pintarlas. Lo malo es que hay poca variedad, es agotador estar siempre enfrentándose a las mismas ratas y cucarachas, con suerte aparece un ciempiés o una araña pero no son muy usuales. Es una pena cuando aparece un jefe final y no tiene miniatura personalizada, en la nueva edición añaden un par de figuras para solventar parcialmente este problema.


Casi no hay dos cartas iguales en Mice & Mysticscada objeto o habilidad es único, de esta manera nunca sabrás qué te tocará cuando robes. Durante una partida usaremos bastante las cartas pequeñas para marcar el orden en que se jugarán los turnos y las habilidades. Las cartas grandes en cambio, se usarán menos pues serán los objetos que tenemos delante o el número de enemigos que aparecen en cada encuentro. El diseño del equipo es muy original, están enfocadas al tamaño de los ratones: un mondadientes que nos servirá de espada, un dedal como casco o la cáscara de una nuez la podremos usar como armadura; sin embargo, luego incluyen las típicas espadas y arcos que rompen un poco con la lógica (por su tamaño). Es una lástima que el juego se agote tan pronto, las buenas habilidades se terminan pronto y solo puedes mantener un objeto extra entre partidas lo que hace fútil seguir buscando más equipo.


Las losetas formarán en cada capítulo el tablero por el que tendremos que movernos, el juego trae 8 a doble cara pues el castillo está separado en dos niveles: uno será el castillo en sí y la otra el subterráneo. Cada loseta está dividida en casillas que se intercalan con distintas ilustraciones de objetos que bloquean el paso, y mobiliario al que podremos subir con mucho esfuerzo como por ejemplo mesas, una cama o tuberías. Su diseño está cuidado y los dibujos están muy bien logrados. Están impresas en cartón grueso pero no son excesivamente duras y al tirar los dados dejan marca. Nosotros acabamos fabricando una bandeja para tirarlos y evitar posibles desperfectos. También hay un reloj del mismo cartón que nos servirá para marcar el orden de turno, colocar el queso del enemigo, ver la página por la que vamos y ubicar los mazos de cartas. Es un elemento muy útil que usaremos bastante aunque es un poco aparatoso.


Las partidas son bastante largas, mínimo reserva 2-3 horas porque mientras lo montas, lees las reglas especiales, juegas y recoges se pasa media tarde. Parte del problema de volverse reiterativo es su duración. Lo bueno es que si te gusta vas a tener muchas horas de diversión por delante. Hay otro tiempo a tener en cuenta, las páginas que tiene cada capítulo, si nos capturan o provocamos una horda de enemigos, este marcador avanzará y si llega al máximo habremos perdido. No suele haber mucho problema por esta parte y aunque alguna vez puedas tener mala suerte y acelerarlo exageradamente su principal uso va ser complicar los encuentros conforme avanza la partida.

Nosotros lo hemos jugado a 2. Pero creemos que sería mejor para 4 pues el equipo lo formarán usualmente 4 ratones, extrañamente hay una aventura para 3 y un par para 6 por lo que ningún número será siempre perfecto, en nuestro caso llevábamos 2 o 3 ratones según el caso. Hay un total de 6 personajes de los cuales acabarás usándolos todos pues en cada aventura habrá algo que os beneficie por llevar uno u otro. Por una parte, está bien que fomenten el uso y la utilidad de todos ellos pero por otra parte se hace más complicado encariñarte con tu ratón si llevas 2 o estás cambiándolos constantemente, los más usuales serán Colin (el protagonista) y Tilda (la curandera), el resto son secundarios y eso se nota bastante a la hora de luchar, los personajes no están equilibrados.


Mice & Mystics es caro, no lo vas a encontrar más barato de 75€. Las miniaturas elevan el precio considerablemente pero merecen la pena porque mejoran mucho la experiencia. Aseguraos de que os gustan este tipo de juegos antes de hacer un desembolso de esta magnitud. Una vez terminado puedes optar por intentar venderlo de segunda mano o conseguir alguna expansión. Va a salir una reedición en la que añaden algunos componentes y tratarán de arreglar las erratas de la anterior.

Hemos tardado un año en terminar los 11 capítulos de Mice & Mystics a dos jugadores. Al principio nos enganchó mucho, durante una semana casi jugamos una partida al día. Fue la época más dulce: subes de nivel a tus ratones, buscas en cada loseta objetos para mejorar tu equipo y cada enemigo o giro en la trama resulta novedoso. Después del capítulo 4 o 5 empezó el bajón, nos desmotivamos porque no había recompensa, ya no quedaban habilidades útiles y teníamos el equipo de cada ratón completo, los enemigos eran siempre los mismos e incluso las losetas se repetían. Acabamos pasando tardes enteras jugando por cabezonería pues queríamos acabarlo. Para rematarlo, el último capítulo no tiene sentido porque la historia no finaliza (ni feliz, ni triste) y la aventura en sí no dispone de un momento culmen donde sueltes adrenalina por lo que nos dejó totalmente insatisfechos. Solo te encontrarás con un pequeño arco argumental, así que si lo juegas hasta el final que sea por diversión y no por la trama.


La puntuación que obtiene viene basada en nuestra experiencia, lo expuesto en la reseña y en nuestra creencia de que como juego cooperativo para iniciar a los niños en la exploración de mazmorras tiene bastante potencial. Por estas razones Mice & Mystics obtiene una puntuación de:
No es un juego que podamos recomendar a la ligera porque aunque la idea es estupenda, su precio es demasiado elevado para la aventura que ofrece. Si disfrutas con las historias de fantasía, tu sueño es explorar una mazmorra, te deleitas tirando dados y moviendo miniaturas o tienes niños y quieres enseñarles un mundo sin tanta electrónica, seguro que te funcionará porque no es mal juego, simplemente nosotros somos algo más exigentes.

Para tratar de mejorarlo probamos algunas reglas caseras que se han ido recopilando por los foros especializados, estas ayudan a hacerlo más temático y a la vez divertido pues no ponen cortapisas a los personajes y a la vez compensan a los enemigos para hacerlo más interesante. Os dejo el enlace por si queréis echarles un vistazo:

Reglas caseras en BGG
Atractivo, buena calidad de componentes, sencillo de jugar, diseño.

Precio elevado, trama floja, faltan miniaturas, difícil de manejar, el interés decrece.

1 comentario:

  1. Esas reglas caseras, una pena que no se vean...

    Por lo demás, coincido bastante. Un juego con muchas posibilidades, pero mal parido.

    ResponderEliminar